... en 1966: I´m Only Sleeping - The Beatles


Lejos de la beatlemanía, las fanáticas gritando y la explosión cultural que significó la aparición de estos 4 muchachos, aparece el disco que ofrece el verdadero primer cambio de rumbo. Del análisis de la colección de clásicos que posee Revolver muchos hablarán, pero nosotros nos enfocaremos en este bostezo hecho canción, quizás el bostezo más cálido y divertido que alguna vez vayamos a escuchar. I´m Only Sleeping es John Lennon dirigiendo a la banda de su cama, sin ganas de enfrentarse a todo lo que significa ser un ícono de masas. Lo genial es que sentados alrededor de él los demás lo acompañan tratando de que no se duerma definitivamente, sobre todo George Harrison, que aporta una extraña grabación al revés de sus guitarras que le dan un toque misterioso e hipnótico a este sueño colectivo hecho melodía. Por primera vez una gran banda toca una canción con la resaca de la fama y allí está, en medio la colección de música más rica que Los Beatles han grabado, sencilla, sin ganas de quedar en la historia, como una canción que quizás no exista y esté sólo en lo más profundo de nuestros sueños.

Comentarios