La canción invitada: Hoy Joel Gibb de Hidden Cameras.


Amo en San Francisco 2da entrega
En esta tranquila pero intensa ciudad también tuvimos la oportunidad de ver a The Hidden Cameras y hablar con su cantante Joel Gibb cuando se bajó del escenario. Allí charlamos un rato básicamente (o únicamente) sobre si sabíamos quién le había robado su hojita con el set list que había olvidado junto al micrófono. La investigación no prosperó pero al menos tuvimos la suerte de que un tiempo después Joel tenga la gentileza de recomendarnos una de las canciones que más disfrutó descubrir.

Una pequeña crónica de aquella noche y por supuesto nuestra canción invitada. Una sentida pieza que disfrutarán mucho los amantes de Mazzy Star.

Cuando llegamos al Bottom Of The Hill, un legendario bar suburbano de San Francisco, nos encontramos con uno de esos bares que conocemos de tantas películas donde supuestamente miran de reojo a los forasteros y un barman de tupido bigote te sirve de mala gana la cerveza más caliente que tenga. Pero ese prejuicio hollywoodense duró exactamente nada. En la entrada nomás nos dimos cuenta que en realidad The Hidden Cameras nos había invitado a una fiesta y que el Bottom of the Hill era el lugar más friendly sobre la tierra. La banda dio un show inolvidable y comunitario, los músicos de las bandas soporte subían y bajaban a sumar sus voces e instrumentos y por momentos había más de diez personas tocando sobre el pequeño escenario. Así el show fue subiendo su intensidad hasta que terminó con los músicos literalmente tocando entre el público cuando el bajista y el trompetista no aguantaron más y bajaron del escenario a cerrar el tema con la gente. Esa noche nos fuimos con la sensación de haber asistido a una celebración y comprobamos una vez más que la clave para un buen show es sentir que los músicos disfrutan completamente lo que están haciendo.

De aquel concierto les dejamos una pequeña muestra (de calidad casera) y la elección de Joel Gibb que nos recomienda Body's in Trouble, una sentida y extraña pieza de su compatriota Mary Margaret O´Hara. A pesar de haber grabado poco, su expresiva voz la convirtió en una cantante de culto en su tierra y esta canción es parte del disco Miss America de 1988 que es considerado uno de los discos canadienses más importantes de todos los tiempos.

Hidden Cameras - Bottom of the Hill (SF)



Mary Margaret O'Hara - Body's in Trouble

Comentarios