Fruta de estación - Marcelo Ezquiaga


A Marcelo Ezquiaga se le nota la carrera, está ahí, se le ven y sienten los pasos que da. Puso uno de los mejores títulos a uno de los discos fundamentales del indie de la década ‘00, Mar del Plata en Invierno cuando su vida era Mi Tortuga Montreux.

Dicen que podés tardar dos minutos en componer una canción y un mes en encontrar el título de un disco y sin embargo algunos ejemplos lo hacen parecer tan fácil. Con Un buen pescador repite la hazaña y encuentra un título noble que también tiene que ver con lo que encontramos dentro del disco. El pescador tira la línea sin saber qué hay debajo de la superficie, solo espera sacar algo y ése parece el espíritu. En esta última estación su música se siente atemporal, como de una época propia, más cerca del solista que dejó la guitarra y pasó al piano y las programaiciones que la del cantautor que busca una banda que lo acompañe. Y ya no suena a playa y abandono sino a eco de bocinas que llegan hasta un cuarto piso de un ambiente. En Fruta de estación la búsqueda del músico parece pasar por este juego solitario después de haber revuelto discos nuevos y viejos en los que quizás se cruzó con alguno de Los Gatos

Comentarios

  1. No le conozco, tendre que ponerme manos a la obra...

    ResponderEliminar
  2. Un buen pescador es uno de los mejores discos del 2009 sin dudas

    ResponderEliminar

Publicar un comentario