El robo del milenio, por Ivan Dessau