Fuck Revivals, por Ivan Dessau


Facebook impuso una moda: los reencuentros. O mejor dicho, coronó una tendencia que viene creciendo desde hace algunos años, y es el amor por el revival. Lo vivimos con el snobismo de resucitar culturas pasadas, un combo que incluye regreso de viejas bandas, indumentaria, fiestas temáticas, de todo. Esto no es nada nuevo y para muchos nada grave, y pocos ven el riesgo que significa.

Pero no nos adelantemos, hablemos un poco de las maravillas que promete Facebook. Maravillas que al llevarlas a la realidad, son decepciones. Porque resulta que tu viejo y querido compañero de banco se convirtió al islamismo, tu primera novia tiene tres hijos y una vida bastante mediocre, y aquel primo que no ves hace años te buscó para pedirte plata. Y si no pasa nada de esto, simplemente no pasa nada. Sólo nos unen los recuerdos lindos, el sinsabor del reencuentro.

Incluso saliendo del territorio Facebook, casi todos tenemos un amigo con el que nos vemos cada cuatro meses para tomar algo y contarle en qué andamos. Seamos sinceros, más que un amigo es un fantasma querido. Sí, habrá cariño, habrá respeto, pero esas charlas se parecen más a un trámite bancario que otra cosa. En cuanto a las ex, bueno, por algo son ex. Nada más decepcionante que estos regresos. Cuando la fruta cae del árbol, no se puede volver a colgarla de la rama. Y si hablamos de familia, por qué volvemos a ver a gente con la que solo compartimos apellido? Son letras nomás. Compartir el apellido es como usar la misma marca de zapatillas.

Pero no me interesa ser despectivo con ninguno de estos personajes, sino resaltar el valor de los que forman parte de nuestro presente y formarán parte de nuestro futuro. Esas relaciones intensas, hermanadas por una pasión, un proyecto común, una idea, un plan, un robo a un banco, lo que sea. La sangre es pulsión de vida, pasión por algo, y para mí tener la misma sangre es compartir una pasión. Me quedo con estos vínculos, los que valen la pena, los que aportan algo a nuestra vida y viceversa.

Entramos en el 2010. Arranca una nueva década. Hagámosla nueva en serio. Enterremos bien a nuestros muertos, y busquemos los nacimientos. Que algún día también serán muertos, así es la vida, nada permanece y por suerte todo está en movimiento. Fuck revivals. O me van a decir que era tan necesario volver a escuchar Telekinesis en el 2007...

Comentarios

  1. Ivan no sé como estarás usando el facebook pero si hablás con fastamas..creo que tenés que cambiar de "amigos"...y me quedo con los nuevos vinculos como tu dices.
    en cuanto al fuck revivals..en algunos casos si, en otros es bueno "amar re-descubrir canciones" aunque este post no sea el mejor ejemplo.

    ResponderEliminar
  2. Querido anónimo: no estoy en contra del facebook, creo que para algunas cosas puede ser bastante útil, más bien tomé como excusa los reencuentros que promueve para hablar de otra cosa. Y comparto contigo, redescubrir canciones es genial, mirá si voy a pedir que olvidemos "A day in the life"! Incluso hablando del tema de Soda...diría que escuchando el último disco de Cerati, me sirve para graficar que es mejo apostar al presente que al pasado. saludos!

    Ivan

    ResponderEliminar
  3. Creo que esta opinión no aporta en nada a este blog que sigo a diario.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario