Crónicas triperas - The National en el Royal Albert Hall