Crónicas triperas - The National en el Royal Albert Hall


Nos gustaría poder viajar a cualquier lugar del mundo donde toque una banda que nos gusta. ¿A quién no? Pero como por ahora transitamos el modo subjuntivo, mientras tanto lo dejamos en manos de otros descubridores que andan por ahí buscando caer siempre en el lugar justo en el momento justo. De esta manera abrimos esta sección de colaboraciones viajeras con la envidiable crónica de Fede García.


The National - Royal Albert Hall - 06.05.2010

Los grandes fanatismos musicales, a mi humilde entender, se forjan a través de las presentaciones en vivo. Esa comunión entre público y banda, ese diálogo a través de canciones cantadas a dúo, esa conexión entre un ademán del frontman y la respuesta inmediata de toda una masa de gente, da como resultado la sensación de haber vivido una relación, algo muy íntimo, muy carnal, si se quiere.

Esa convicción me ha llevado durante los años a planear las fechas de mis vacaciones de acuerdo a lo que podría encontrar en los destinos elegidos. Así tuve la suerte de ver por primera vez a algunas de las bandas que escuché toda mi vida. Pero no fue este el caso: por distintas circunstancias, las vacaciones fueron planeadas, los destinos elegidos y los pasajes emitidos, sin siquiera haber podido chequear qué giras pasaban por dichos lugares y destinos. La suerte no me acompañó. Pero siendo a Londres el viaje, y siendo el Royal Albert Hall un lugar que vale la pena conocer, me dirigí a su site para ver qué evento podía servir de excusa para conocer semejante monumento histórico musical. Y allí encuentro que lo único para ver era una banda oriunda de Brooklyn, en una presentación única, días previos al lanzamiento de su nuevo disco. Raro ir a Londres, meca de la música mundial, para ver una banda para mi ignota y además, americana. Sin embargo, recordaba aquella recomendación de ADC, en un post de hace ya un tiempo, donde este quinteto figuraba alto en su ranking, y hacia allí me dirigí, un jueves 6 de Mayo, a ver a The National.

Un neófito en lo que concierne a la banda, convertido en un fan acérrimo en un puñado de temas. Un Royal Albert Hall le ponía con toda su majestuosidad, el marco perfecto de nobleza y distinción a una voz como la de Matt Berninger, frontman que va al frente como pocos, bajando del escenario y cantando sus temas desde la mitad del piso y rodeado de todos sus fans (cosas sólo posibles en el Reino Unido).

Viví un show de no más de dos horas, 15 canciones más 5 en el encore, basado principalmente en su -hasta ese momento- último disco (Boxer, 2007), que bastaron y sobraron para poner de pie y calentar a un frío público inglés, y convertir a un porteño que jamás los había escuchado en su vida en un fan acérrimo.

Les dejo, a modo de muestra, unos de los tantos videos del evento que pululan por la web, uno de los temas con los que me terminaron de conquistar, que disfruté ya parado de una silla en la que en toda la noche no me volvería a sentar. El video se ve mal, pero se escucha bastante bien. Slow Show, de su disco Boxer, The National en vivo desde Royal Albert Hall.

Comentarios

Publicar un comentario