Cables del Mundo: Un trago de Suecia en un bar londinense


Hoy presentamos nuevo colaborador viajero, y que está en la ciudad donde a todos los fanáticos de la música nos gustaría estar 6 meses al año (los otros 6 meses en New York? Berlin? Tokio?). Federico es un argentino más que vive en Londres. Por esas cosas de la vida terminó casado con una sueca que conoció en México. Hoy, por otras vueltas de la misma vida, es parte de Amo Descubrir Canciones. Así que la mezcla pinta perfecta. El país de los Beatles y otras tantísimas bandas, y la ventisca fresca que aporta Suecia. Todo en uno. Pero más. Sin más preludios vamos con una canción, un bajo pegajoso y un bar para corazones inquietos.

Corresponsal: Federico Galván

Una de las tantas cosas que me prendía la moto de irme a vivir a Europa era que iba a poder estar en contacto con mucha y buena música. No sólo de verla y oírla por ahí, sino del poder intercambiar nombres de bandas, discos y temas. Al igual que ustedes yo también Amo Descubrir Canciones. Y por sobre todo me siento muy conmovido cuando escucho algo que realmente le suma al panorama musical que ya conocemos.

Durante mi estadía en Suecia y hablando con los amigos de mi novia (ahora mi esposa) incorpore muchísima data. De hecho, cuando vi su playlist de Spotify me di cuenta que conocía solamente un 10% de las bandas que ella tenía. Instantáneamente una vocecita dentro mío dijo: Sí, música nueva!

Debo admitir mi ignorancia sobre la cultura musical sueca. Dejando de lado las bandas que ya todos conocemos como Abba (Nota de color: cuando llegás al aeropuerto de Estolcolmo hay fotos de ellos en sus más glamorosos trajes de lycra y lentejuelas) The Hives, The Cardigans, Mando Diao, The Sounds y The Knife. Quizás los clubbers tengan más presente a esta banda cuyos remixes de la mano de Prydz estuvieron en el top 10 de los charts Europeos por mucho tiempo. Misma banda en la que su cantante Karin Dreijer Andersson tiene participaciones junto a Röyksopp, siendo un must de escuchar What else is there? (Tema flashero si los hay, muchos graves, luces y sentir los flashes en la cara, el cuerpo empieza a vibrar, sentimiento de amor, empatía, felicidad, sonrisa)… ufff… me despisté. En qué estaba? Ah, sí, Spotify y las bandas suecas.

Entonces empecé hacer zapping por su playlist y así descubrí muchas buenas/nuevas bandas, pero la que nos compete en el día de la fecha es Koop. Un dúo de jazz electrónico increíble. La delicadeza de los sonidos, la composición, las melodías, las mezclas, los samplers, los invitados. Está todo más que bien. Escuchar su primer disco Waltz for Koop es un viaje inexplicable. Les recomiendo que se calcen los auriculares para no perderse ninguno de los arreglos y exquisitos soniditos que inundan todas las canciones. Relajen, prepárense su trago preferido y déjense llevar por esta banda que hace música para bares cool de Londres como el Loungelover.



Gracias a Andy Visillac por ser el celestino musical, y más.

Comentarios

  1. my friend Fedeeee!!! Viajero x excelencia, querido...
    muy buena nota...buena data recomendada para expandir nuestros Horizontes Musicales, que son Eternos...
    intentare obtener esa musica que sugieres, y la escuchare con auriculares...
    un gran abrazo y 3xito, desde el 'cono Sur'...your Friend of Light, Leo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario