La extinción del oyente de rock, por Ivan Dessau.