Behold a Marvel in the Darkness - Deerhoof


Las canciones de Deerhoof suenan como si King Crimson se dedicara en secreto a componer bandas para comerciales de leche chocolatada japonesa. Escuchar sus discos es ponerse un rato en la piel del Bill Murray de Lost In Translation (Atrapados en Tokyo) echado en una cama revuelta frente a una tele haciendo un zapping interminable en el que no entendés nada pero del que no podés escapar. Deerhoof vs. Evil sale en unos días y que el año arranque así invita a ilusionarse.

Nos quedamos con Behold a Marvel in the Darkness porque es entradora y de a poco nos va presentando todo lo que tiene la banda para ofrecer. Una guitarra que parece amable pero que después nos damos cuenta que mete mensajes subliminales usando algunas tonalidades que no son aptas para el pop que aparecen siempre como si fueran a complicarse pero después se acomodan en un riff si se quiere clásico. Lo mismo pero al revés hace Satomi Matsuzaki con las melodías, canta como si fuera la voz grabada de una muñequita de porcelana pero aunque parezca nunca sigue una línea recta. Con todo esto más un bajo cada vez más al frente van agregando sonidos que parecen ruidos que te hacen cosquillas mientras empezás a inventar un pasito para seguirle el tranco a la canción. En Behold... como en todas las canciones de estos californianos todo va para adelante con una fuerza de niños, pero niños organizados en pandillas que sin romper nada van poniendo nerviosos a todos. Los dejamos con Behold a Marvel in the Darkness y si se quedan con ganas de más desde su página pueden escuchar el resto del disco que fueron anticipando canción por canción desde distintos sitios de globo.

Deerhoof - Behold a Marvel in the Darkness by Polyvinyl Records

Comentarios