Kaputt - Destroyer


Erase una vez mucho antes de los blogs donde los géneros musicales se forjaban y definían en los bares, en las boites, en los asaltos. En aquellos tiempos quizás menos académicos pero inobjetables a la música que suena como Kaputt se la llamó Morcilla. Y aunque jamás comprendimos la relación entre el delicioso embutido de cada domingo y la música con exceso de saxos a lo Kenny G nunca dudamos de su rigurosidad, la definición perfecta no se discute. Ahora, una forma más 2011 y mucho menos romántica de definirla sería - Música que jamás escucharías en tu idioma -. Pero nos gusta que nos guste y aquí estamos con una de las canciones que va a estar número 4 o 6 en muchos compilados de fin de año.

Las canciones morcilla te ponen incómodo porque te gustan y no deberían. Morcilla te da ganas de chapar. Y te da ganas de cantar. Morcilla viene con cremosos colchones de teclados para rebotar en cámara lenta y percusiones Phill Collins. Pero lejos de ser adjetivos despectivos vemos que esta música se resignifica en la voz de un canadiense bi o tripolar. El mito dice que Destroyer puede ser el Hyde del mismísimo Bowie que sale por las noches a bajar ansiolíticos con tragos de colores azules y a robarse el carmín de las carteras de las chicas que vuelven mareadas. Pero eso no es todo, además Kaputt (canción y nuevo disco de Destroyer) se destaca de cualquier intérprete pegajoso porque todo ese caramelo derramado en tus oídos viene sobre bases de algo así como acid-jazz chillero y cuelgues instrumentales sobre un sonido, ya no podremos decir revolucionario nunca más, pero al menos distinto y adictivo. Destroyer (Dan Bejar's) tiene la gracia del desconcierto, Kaputt y su video también.

Comentarios