Good - The Dodos


A puro golpe de guitarra y percusión estos californianos ya van por la tercera mención en este blog. Record? Creo que sí, pero no tengo ganas de revisar los más de 600 post que escribimos, así que vamos dejarles la cocarda. La excusa de esta nueva recomendación se dio al escuchar su cuarto disco No Color que hace unos meses empezó a dar vueltas por la blogósfera. Digamos que con el correr de su carrera se nos ha bajado un poco la espuma con The Dodos. De ser frescos, minimalistas y rítmicos, pasaron a aburrir un poco. Son distintos, sí. Pero como que no les alcanza para salirse del camino. Lo bueno es que en este disco prueban con un arma infalible: buenas canciones. Hay varias recomendables pero Good tiene algo más. Un lindo estribillo, un destiempo efectivo, un gritito de guerra femenino, un arreglo distinto de viola y ya. Me convencieron. Qué fácil que soy.

El plan fogón es común a todas las canciones de The Dodos , y acá se electrifica y se nota que tiene muchedumbre. Estos dos muchachos invitaron a sus amigos más ruidosos para darle cierto espíritu tribal, de baile y rescaca de que vaya a saber qué cosa vomitiva. Good! Ya nombramos cuales son los puntos altos de la canción, y después de llegar a su climax ésta se deja morir con elegancia en plan del mejor Beatles Sargent Pepper, los ruidos entran y salen, los amigos empiezan a caer presas de su intensidad y el disco continua con Sleep, como si nada hubiese pasado.

Comentarios