Plástico eléctrico - Grises


Veamos, estas son épocas particularmente difíciles para mostrarse alicaído. El mandato es estar siempre arriba, al palo y si te quedás regulando te bailan encima. Entonces por qué no llamar a tu banda Grises y salir a rebotar por todos lados si son las contradicciones las que nos mueven. Vamos bien. Si tenés ganas de bailar lo peor que podés hacer es irte a dormir y lo mejor que podés hacer es armar una fiesta. Grises le pasa música a esa idea pensando cada instrumento incluída la voz, como parte del ritmo más que de lo que llamaríamos armonía. Pista para todos.

Provincia de Guipúzcoa (España), un día llueven gigas de música y entre el granizo una piedra de Foals, o algo así, le cae en la cabeza a uno de estos chicos. La piedra que faltaba. Quizás. Porque Grises es también de esas bandas que usan lo que aprenden para sonar como son. Puras ganas, ritmo, melodía y armonía. Una canción que te mantenga el pulso. Y aunque parezca que el estribillo no importa tanto, ahí está para levantar todo con sus aires clásicos. Hasta podría ser uno de los nuevos Decadentes con esas máquinas y vientos soplando de fondo. Si al final todo es tan simple como pasarla bien.



Aquí suena entero El hombre bolígrafo

Comentarios