Cables del Mundo: ¡Otra, otra, otra!


Por Germán Milanesi & Mauro Robertazzi
Leo que nuestra tendencia como seres humanos a recuperar de forma cíclica la historia está íntimamente relacionada con nuestro propio organismo. Estamos obsesionados con las curvas cerradas, con el tempo de nuestros pulmones, con el bombeo de nuestro corazón. La sangre recorre nuestras venas, a veces rápido, otras más lento, se intoxica, se mezcla, se renueva. Volver es un acto orgánico y vital. Como el ritmo. Como lo colores fluorescentes.

Soñá
Entre tantas cosas que recuperamos y que necesitan volver para ser, están los discos, los de vinilo. Y las bicicletas de carrera. Y los sueños recurrentes. Y yo hace un tiempo que tengo uno: sueño con dientes que se caen. Los dientes representan nuestra seguridad, y cuando se caen en sueños, significa que nos sentimos vulnerables. Pero en mi sueño no son mis dientes los protagonistas sino los de Freddie Mercury que, en pleno concierto, se astillan, se rompen y caen ensangrentados sobre el escenario.

Volá

Y un día, mientras seguimos dando vueltas en random, nos sorprende un estribillo latente, una canción obvia que nos acompañó en algún momento de nuestra vida y que por alguna razón dejó de sonar. Y la escuchamos, y antes de que termine la volvemos a escuchar desde el principio. Dos, tres, cuatro veces. Y cuando termina, no nos sentimos ni más viejos, ni más sabios, ni más seguros. A lo mejor un poco más cerca.

Pero volviendo a lo cíclico, hoy es domingo. Y en Barcelona tocan Las Pelotas.

Comentarios