Especial Canciones Costa Rica


Una de las primeras cosas que logran los especiales por país es que derriban un prejuicio. Y cuando el país no es uno de los centrales en lo que a rock, pop, indie, alternativo, o algunas de esas etiquetas, el golpe es mayor. Este especial vino gracias al contacto que hicimos con Monte, un dúo costarricence que conocimos por Soundcloud y que nos gustó por la intensidad guitarrera de su canción Imperios. Además de reseñarlos les propusimos que armen un compilado de lo que está sonando hoy en la escena indie de su país. Más allá de Las Robertas no conocíamos demasiado y se nota que hay un concepto que une a todas las propuestas (más allá de que son fanáticos de Bandcamp): autogestión y búsqueda glocal. Entre medio de la frondosa vegetación tica se esconden cráteres de sonidos noise, pop y hasta hardcore. Caminá sin cuidado y volá bien arriba entre las ramas.

Reseñan los amigos de Monte

Niño Koi – Trenes (Alegorías – 2010)


Una de las primeras bandas con las que entendí personalmente que en Costa Rica se estaba haciendo música con el mismo nivel de sofisticación que en algún momento había buscando en el extranjero. Niño Koi metaboliza y procesa las ideas del post-rock y les da una especie de re-lectura que sólo podría salir de nuestro país. Siempre he admirado cuando una banda trabaja en conjunto por el bien de las canciones, en oposición a mostrar superficialmente la calidad técnica de los integrantes. y eso es justamente una de las cosas que hacen especial a Niño Koi, quienes aun teniendo tres guitarras, bajo, batería y samples, de alguna forma logran conservar muchísimo espacio en su música y mantienen un balance entre ausencia/presencia que los hace muy interesantes.



Bandcamp

Florian Droids – Lonely Days (Florian Droids – 2011)

Los Florian Droids terminaron de confirmar, por lo menos en mi cabeza, el excelente momento que estamos viviendo musicalmente en Costa Rica. No solo porque editaron un disco impresionante, si no porque sintetizaron algunos géneros que yo sentía hacían falta para completar el espectro de música independiente. En mi catalogo mental, los ubico cerca del rock psicodélico de Elephant 6, los Flaming Lips, Pescado Rabioso o Almendra, que se basa menos en los juegos artificiales de los progresivos y más en construir música hermosa, sofisticada en aspectos de composición y ejecución, pero que al mismo tiempo podría ser apreciada y es accesible para cualquiera. También me llamó la atención, indudablemente, que ademas de ser de las pocas bandas que escriben en español, saben escribir muy bien.



Bandcamp

Zópilot – Le Cheetah (ZO – 2010)

Una de las cosas que hace especial a la música costarricense, es que aunque estamos en un espacio geográfico pequeño, de algún forma tenemos representaciones claras de los aspectos duales de cada tendencia. Con esto quiero decir que cada banda procesa sus influencias a su manera y esta motivada no sólo por hacer buena música, sino que hay un espíritu real por hacer algo único y en algunos aspectos opuesto o más bien complementario, con respecto a las demás bandas.

El mejor ejemplo de esto es Zópilot, quienes a simple vista podrían ser catalogados como otra banda instrumental o post-rock pero al ser oídos con atención tienen una obvia inclinación a escapar los sonidos “heroicos” de estos subgéneros; basando su música en cambio, en propulsión rítmica, en intensidad y en texturas complejas. Una banda que está siempre abierta a la experimentación. Su música siempre muestra un claro avance en su búsqueda por unicidad.



Bandcamp

Las Robertas – The Curse (Cry Out Loud – 2010)

Si los lectores fuera de Costa Rica han escuchado o leido sobre alguna banda nacional en el último año, probablemente sea de Las Robertas. A pocos meses de haber salido Cry Out Loud, su disco debut, comenzaron a recibir una impresionante y bien merecida cantidad de atención, que finalmente les abrió excelentes oportunidades para tener exposición internacional. Haciendo honor a que son una banda integrada en su mayoría por mujeres, Las Robertas han sabido lidiar con valentía no sólo con las experiencias positivas, si no también con el mar de hipocresia, celos y malas intenciones que atrae este tipo de éxito. Y aunque acepto que el termino “éxito” es impreciso y relativo a los objetivos detrás de cada banda y cada artista, Las Robertas definitivamente saben lo que hacen y el sonido que quieren.



Bandcamp


Barco Ebrio – Coyotico I (El Retorno del Coyotico – 2011)

Autodescritos conceptualmente menos como una banda de rock y más como un colectivo de arte, la fuerza de esta banda, en mi opinión, radica en políticas mas abstractas que ésta, de las que sus integrantes probablemente no están siquiera conscientes de tener (simplemente porque así funciona lo abstracto hasta cierto punto).

Lo que los hace muy interesantes y únicos es que Barco Ebrio combina disonancias e ideas que podrían ser descritas como noise, con sonidos y expresiones totalmente locales con las que me es fácil identificarme y entender, y como los mejores expositores de géneros experimentales, parecen tener una inclinación natural a crear una especie de balance entre violencia y caos con sensibilidad poética.



Bandcamp


Billy The Kid – Ed Gein (Jonestown – 2010)

A primera vista puede parecer extraño que incluya una banda de hardcore SxE en esta lista, pero esto me lleva a un punto importante de lo que hace que la escena de Costa Rica sea tan particular. Estamos prácticamente obligados por cuestiones de espacio, a convivir y nutrirnos unos a otros, sin importar mucho los géneros o las ideologías de vida. No estoy tratando de ser “justo” con todas las bandas y géneros porque eso no es posible, tendría que escribir un libro entero al respecto si quisiera incluir a todo el mundo. Mi intención es más bien reflejar lo mejor que puedo lo que está pasando actualmente y lo que según mi punto de vista nos hace un movimiento que está en camino a ser mejor reconocido y Billy the Kid es parte de eso.

El caso de BTK también es especial porque ha sido la banda con México y Europa) mientras mantienen un reconocimiento local que aunque ardiente, es casi nulo. Si les gusta el hardcore, les garantizo que su disco conceptual, Jonestown, les va a gustar.



Bandcamp

The Great Wilderness – Dark horse Part I & II

Otro buen ejemplo de la dualidad a la que me refería antes, esta banda aunque integrada por mujeres al igual que Las Robertas (incluso comparten bajista), representa aspectos estéticos totalmente diferentes. Con un sonido más influenciado por el rock alternativo y el shoegazer de los 90s y formatos de canciones más largos que demandan un estilo de composición diferente, TGW esta pasando por una época muy prolífica que dará mucho de que hablar en el futuro.



Bandcamp

Y cierran los anfitriones de Monte con Imperios. Como dijimos, actitud shoegaze para ponértela de frente contras las agitadas aguas costarricences. Gracias por el tremendo trabajo que hicieron!




Bandcamp

Comentarios

  1. Tan bueno como este videito http://www.am.com.mx/Nota.aspx?ID=504784

    ResponderEliminar
  2. Me encanta el hecho que la música está más que viva en Costa Rica y en toda Centroamérica.

    ResponderEliminar
  3. viva la musica tica, mae exclent recopilacion, pura vida x apoyarnos!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario