Rimas como bombas pequeñitas


Esta frase del enorme hit de los Redonditos de Ricota calza justo en lo que produce la música y sobre todo la lírica de la cantante chilena, Anita Tijoux. Su último disco La Bala es un Grandes éxitos de frases que pegan donde duelen, con el agregado del ritmo certero que maneja el hip hop. Cansada de lo que ve en la sociedad chilena, y por qué no también en un mundo que debajo de la luces de neón se va degradando cada vez más, frasea en Desclasificado que "Soy el último eslabón de la pirámide, desclasificado, soy el último eslabón que mira al lado, el corazón anclado, desparramado porque nunca seré aceptado...", y que en algún momento la cosa se dará vuelta y los últimos serán los primeros. ¿Utopía? No hay temor más grande para un gobierno que las voces anónimas juntándose en las esquinas a gritar sus verdaderas y machacar cacerolas. Ahora con esta canción hay un soundtrack ideal para avanzar dando pasos de baile, con el volumen bien alto, tocando las puertas de todos los que siempre nos hacemos bien los boludos.

Comentarios