Te debemos la piñata y las guirnaldas


El fin de semana ADC cumplió tres años de vida. No sabemos si es mucho o poco para ustedes.
Para nosotros es un montón. Un montón de tiempo, de sueños cumplidos y de otros que no tanto, de post escritos en todo tipo de situaciones, de ganas de comernos el mundo y también de hacer clic en el botón suprimir y chau, total, no sabemos quien nos sigue del otro lado. Y claro, hay muchas canciones que van sonorizando todo eso.

Este aniversario nos tomó un poco por sorpresa. El primer año lo festejamos con toda la pompa y un lindo compilado que no volvimos a repetir. El segundo fue con un post y un repaso de las melodías que mas nos habían gustado. Y para este no preparamos demasiado. Nos agarra más cansados pero a la vez disfrutando mucho el haber encontrado un cómodo sillón desde el cual podemos hablarles de la música que disfrutamos como melomanos (si buscan novedades y periodismo en serio hay millones de opciones mejores que la nuestra), mientras ponemos play en la compactera.

Los que nos siguen en Facebook habrán visto que usamos el libro 31 canciones de Nick Hornby para dedicarle unas palabras a este aniversario y es una hermosa casualidad que estemos leyendo ese libro en este mismo momento. Ese libro, para el autor de Alta Fidelidad, funciona como parar el auto al costado de la ruta, y escribir sobre las melodías que lo acompañaron en su vida. Pero el enfoque no es el clásico. Las melodías vencedoras no son las que le remiten a un momento de su vida. Son las que, a fuerza de destacarse entre tanta canción nueva, siguen firmes en su playlist. Mejor que lo explique él: "Cuando me pongo a pensar por qué tan pocas canciones que para mí son importantes me llegan cargadas de sentimientos o sensaciones asociadas, se me ocurrió que la respuesta era evidente: si te gusta una canción, te gusta lo suficiente como para que te acompañe a lo largo de diversas etapas de tu vida, así que el uso va borrando todos los recuerdos demasiado específicos". Te pasa lo mismo con las canciones fundamentales de tu vida? Entonces según Nick estás del lado de los verdaderos melómanos: "Lo único que se puede deducir de la gente que dice que el disco favorito de toda su vida les recuerda su luna de miel en Córcega o al Chihuahua de la familia, mes que en realidad no les gusta demasiado la música. Yo quería escribir sobre lo que hay en cada una de esas canciones y que me ha hecho amarlas, no lo que yo haya puesto en las canciones".

Basados en este manifiesto decidimos autofestejar y encarar un nuevo año musical. Vamos a seguir compartiendo todas esas canciones que compitan para acompañarlos un largo rato por sus vidas, con o sin demasiada explicación. Van un par de novedades musicales en esa dirección. La cosa viene de festejo humilde, pero por no eso queremos que te quedes sin silbar alguna rica melodía.



Comentarios