Canciones y literatura: El insomnio



Por Nicolás Camiña

¿Cuánto dura una hora?
Para los calculadores, sesenta minutos.
Para los minuciosos, tres mil seiscientos segundos.
Para el que espera, mucho más.
Para quienes la están pasando bien, pasa volando.
En el fútbol de los domingos, varios goles.
Para la Psicóloga, una sesión.
En las primeras sesiones, pares de lágrimas.
Para una lágrima, una distancia que jamás recorrerá.

Y en las noches de insomnio, ay, esas noches, una eternidad. Cambiar de pose, para un lado y para el otro, el roce con la otra piel que descansa tibiamente mientras mis ojos que ya se han acostumbrado a la densa oscuridad juegan a adivinar luces y sombras. Y ahora a probar boca abajo, y en el giro el brillo del reloj que marca segundo a segundo mi condena. Por la mente pasan recuerdos, imágenes, música y poemas.

Y en esta noche insomne suena una gaita conversando con un violín en esta Noche Infinita de Javier Bergia (vale la pena escucharla con auriculares).

Noche Infinita by Javier Bergia on Grooveshark



Y desvela un poema del maestro Benedetti:


El insomnio 
es un foro de expectativas 
las imágenes vuelan 
no se esclavizan 
ruinas y glorias 
son datos fidedignos 
de la memoria 
 yo no tengo otra llave
que tus preguntas 
pero a veces no encuentro 
la cerradura 
sigo en desvelo 
en el mundo que acecha 
no se abre el sueño 
el blanco cielo raso 
no me seduce 
y en el cielo 
de veras tan sólo hay nubes 
cierro los ojos 
y estoy despabilado
como un custodio 
la vigilia en la noche 
quién lo diría 
arrima sensaciones desconocidas 
son horas blancas 
algo se mueve 
pero no pasa nada 
uno escucha el silencio 
y de improviso 
fluyen las añoranzas 
y es como un río 
la brisa eriza 
y lejos canta un gallo 
sus profecías 
yo no tengo otra llave
que tus preguntas 
pero a veces no encuentro la cerradura 
y si la encuentro 
ya no querré dormirme 
porque te tengo

(Insomnio, en LA VIDA ESE PARÉNTESIS)

Comentarios