Cuando una banda se va...


Qué sensación rara la de descubrir a una banda y que te enteres, en el mismo momento que te la recomiendan, que no existe más. Peor aún es el caso de bandas que sólo tienen un disco. Sabés que no hay segunda oportunidad. Porque si es una consagrada en algún momento (millones mediante) van a estirar la gastada magia, pero en el caso de Anita Pallenberg, cuarteto porteño que se formó en 2009 y en 2011 sacó su primer disco Clan, suena que ésta será su foto eterna, ímpetuosa y vivaz.
Una primera oportunidad que te deja con ganas de más. Pero está bien así. Que vivan los cadáveres bonitos.
 

Bajate Clan aquí

Comentarios

Publicar un comentario