Discos de etiqueta




Por Nicolás Camiña

Viernes, 19.15 hs, vuelta a casa, auriculares. La ventaja de los colectivos más nuevos es que hay asientos en todas las direcciones, de modo que podés chequear caras de viernes, el que va leyendo,
la que resuelve crucigramas entre frenadas, el que ya se durmió, y el que se acaba de despertar. Igualmente el paisaje en el que más me detengo es el exterior. Las persianas que se van bajando,
el clima de acelere del Once, la gente abrigada que vuelve a casa o, andá a saber, recién sale a laburar. La calle es un muestrario, y la hojeo a diario. Desde arriba del colectivo, y mientras la camino.

Pero volvamos al colectivo. Ya sentado, con la frente apoyada contra los fríos cristales, diviso un cartel en el que llego a leer El Siempreterno. Ahí mismo me acuerdo lo que leí: que viven en Puerto Rico, que vienen a la Argentina cuando los pibes están en vacaciones de verano (de modo que si en estas latitudes nos estamos congelando, ellos deben estar acá), y que cuando vienen, tocan. Llego a casa,
y ya frente a la compu, los googleo. Tienen página en el Face. Entro, y leo. Ya tocaron. Putamadre.
Leo sobre el nuevo disco. Y por ahí, un comentario: "Para comprar el disco, venite a Corrientes 14. Escribime un correo y te paso la dirección exacta: es un local de ropa."

Mandado el correo y anotada la dirección, ya estoy nuevamente en el colectivo que me lleva. Bajo al 1300 de la más porteña de las avenidas, y camino hacia atrás, buscando una casa de remeras de rock, de ropa alternativa, de skaters o surfers. Pero no, llego a la otra esquina y no. Saco del bolsillo y desdoblo el papelito donde había anotado la dirección. Vuelvo sobre mis pasos, y me paro frente a una vidriera con camisas, corbatas, pantalones de vestir y sacos. Entro, descolocado todavía, y disparo: - "Si vengo a comprar un disco, ¿estoy bien acá?" - "Ah, sí, tenés que hablar conmigo", me dice quien segundos después saca del cajón de las corbatas, esta oscura gema que es el nuevo disco de
El Siempreterno. Imperdible.
 

Foto: Ideasgraves

Comentarios