Las propiedades de la comida casera


Ahora que se pusieron de acuerdo en colgar la música, pero no en la música colgada, me voy a tomar una sopa de calabaza con canela bien calentita por $6. Cusic es mi nueva disquería favorita y es un restorán. ¿O es una casa? No sé, cocinan rico y todavía tienen cds. O sea un delirio slow y superbroteico al que accedes ejecutando una cuchara como contraseña que en el mostrador te hace sentir como si estuviese pidiendo municiones (los fideos) en una unidad básica. De ahí me llevé a Facundo Flores, bono contribución, todos por la causa. El folk está en orden. Árbol de fuego es en general algo lindo, tocan Alvy Singer, Nacho Rodriguez, Ezequiel Borra y más pero Bonaparte es escuela. Riff indie sobre una melodía simple con algo de Bochatón y el sonido es incierto. Las guitarras punteadas y rasgadas como si fuesen la orquesta de guitarras de Carlos Gardel tocando un tema de MGMT, un bajo trabajador y un órgano inflado por un acordeón. A la música casera se le notan bien los ingredientes y uno puede jugar a ver qué tiene.

No se pierdan la sopa de calabaza de Cusic y prueben algún disco.

Comentarios