Música con fantasmas


Cuando llegás al punto de necesitar poner música para cepillarte los dientes significa, uno, que no soportás el silencio, y dos, que en tu vida escuchaste muchas, muchísimas canciones. Si no te contagiaste ningún un fanatismo monocorde probablemente signifique que tuviste tus épocas de todos los tags posibles. Si estás atravesando la etapa "disfruto la música que me pone incómodo" Siempre! es un buen vermouth para hoy a la tarde.Es música con fantasmas, sonidos sacados del inconciente de los instrumentos. La herencia de lo telúrico haciendo ruido en el patio del fondo, algún groove jazzero bipolar en algunas de sus canciones, un cantante que no se esfuerza por cantarte, tempos a los que siempre les falta algo y una extrañísima comunidad de moods. Ya no necesito mis pensamientos por ejemplo suena como producida por alguien distinto cada 10 segundos. Incomoda un poco.

Siempre!

Comentarios

  1. Vaya que existe, hay canciones que se pegan y uno las piensa en el trabajo tanto que al llegar a la casa, rápidamente llega primero al reproductor antes que a la cocina, yo estuve un tiempo durmiéndome acurrucada con un poco de rock, y es sorprendente que no había tono que me impidiera dormir y si no sonaba, el cuarto se sentía vacío y pasaba horas sin poder conciliar el sueño.

    ResponderEliminar
  2. Llegar antes al reproductor que a la cocina, impresionante, pasanos esas canciones cuando quieras escribir para ADC!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario