Si ellos tienen el mainstream, el indie es nuestro


Encuentro un disco de una bandita que en mi recuerdo me gustaba mucho. Por bandita o porque con poco sentía que hacían mucho. Como ya no encuentro ese disco porque cambié de computadora dos veces, me tengo que inventar el recuerdo. La banda es Telekinesis y sigue siendo una bandita de Seattle, este disco, el nuevo Dormarion, según mis recuerdos no es tan bueno como el primero y me llevó a pensar en un proceso que se da mucho a la inversa. Acá, en castellano, las bandas indies suelen crecer de disco en disco (Valentín y los Volcanes, Los Reyes del Falsete y más), como si de una buena vez le pudieran dedicar tiempo a lo que hacen. Allá no tanto, quizás justamente porque pueden dedicarle tiempo a lo que hacen. Uno esto con una reflexión que le oí a Mario Pergolini que decía algo así como que ahora hay tiempo porque nadie llega. Es decir, antes las bandas se mataban por llegar (a la radio, a la tele, al video) y ahí muchos confundían todo. Ahora no hay adonde llegar. Ya está todo ahí. La conclusión es que todo se puede hacer, tener un video, grabar un disco, todo, pero cambió el para qué. Dormarion arranca bien con Power Lines y también arranca muy bien este Hola de Los Rusos Hijos de Puta.

 

Comentarios