Nairobi: barrios abiertos



Te levantás a las tres de la mañana mareado y tu movimiento natural de separación con la cama se repite 30 veces en un segundo como en cualquier video clip. Estás en el ojo de un movimiento involuntario, lo que te tira hacia arriba es la estática de una guitarra Ball of Confusion que viene desde un rincón de la alfombra, también poseída por un beat brujo. Iceberg hacia el lugar dub. Nairobi presenta dos singles adelanto de WAX, su próximo disco y los dos temas se desdoblan unos a otros. De las teclas puras, como si algo hiciera zapping, de un lado a otro del mundo y por corte dejaras el sueño y aparecieras en un club humeante. Un club clavado en algún lugar incierto entre una disco dorada y un callejón sin salida donde el que toca es un residente que se hace llamar Prince. Algo así como Gerli Hood. Wax es "un disco que rinde tributo al Africa, a su elegancia y misterio" y en dos tomas ya estás entregado.
 

Comentarios