72 horas de Arkanoid


Pueden dejarte secuelas y puedes terminar así de rico. Estos "sevillanos mutantes" encontraron la onda que !!! se olvidó en un baño químico de algún Sónar. Las pastillas vencen pero siguen haciendo efecto y si las noches duran días quizás puedas armar un disco así de picante. Pony Bravo es el lado que España no nos quieren vender, es la banda que la pega porque no quiere pegarla, rosqueando un punteo sobre una base rítmica entrenada en una tribu de Nairobi. Si te preguntabas qué podías hacer con ese oscilador que te bajaste en el teléfono aquí hay un par de ideas. ¿Te gusta el cine español? A mí sí y no puedo dejar de escuchar a estos tipos como si viera una de Santiago Segura. Se vienen las elecciones, está para volcar alguna sustancia en las cañerías de la ciudad a ver si vamos puestos a poner el sobrecito al ritmo de esta salsa colocada, quizás todo se arregle.

Pony Bravo - El político neoliberal


BRAVOS

Comentarios