El bolichito


Estuve de vacaciones estas dos semanas pasadas, y cuando desaparezco de la ciudad por un tiempo se me aparece un espectro familiar: el tema de largar todo a la mierda e irme a vivir a la playa. Es algo que pensás todo el año pero mientras caminás en patas por la arena toma una realidad copada. Sacás números, le preguntás a un vecino cómo es vivir ahí y hasta te animás a tocar la puerta de una inmobiliaria. Este verano sin embargo me pintó algo rural, alejado de lo superficial y más conectado con mi costado pueblerino. No sé andar a caballo, no sirvo para las tareas campestres y supongo que me aburriría en dos minutos hablando con gauchos tardíos, pero la idea de poner a todo volúmen este mixtape que armó el amigo Germán Andrés, en un boliche de campo me tienta. Caña y Tremor para todos y todas.
  Más Tremor

Comentarios