Había una vez una canción


Esta enorme canción del Indio Solari hacía tiempo que no tenía texto. Justo ayer leyendo una nota en la Revista Brando sobre un nuevo libro de Enrique Symns todo encajó perfectamente. Se me vino a la mente la queja de muchos ex melómanos sobre que no hay grandes canciones por descubrir.
Hay mucho de razón y mucho de comodidad. Pero siento melancolía cuando leo grandes letras como ésta. Escasean mucho. El artículo habla de un Enrique cansado de la modernidad y sus códigos efímeros. Algo similar debe sentir el Indio en su refugio. Los dos, antes amigos y luego fieros enemigos, la pelean en la misma vereda. "Que se terminó la noche y sus ritos. Qué empezó el día y su rutina".

Comentarios