Goleta, por Ivan Dessau


Goleta! te veo irte lentamente escupiendo humo por el culo con esa tos de carcelario

Goleta! tantas veces me dejaste a pie y tantas veces te puteé sin haber entendido que lo hacías para cargar mi anecdotario.

Goleta, fiel carreta!! voy a extrañar tu vómito verde tu guantera de pandora y tus vidrios siempre empañados

Goleta! rock de cuatro latas! cuánta historia, cuántos lúmpenes, cuántas violas pasaron por tu baúl de polvo y marcaron tu gris tapizado.

Goleta! dormilón de calles oscuras confidente de penas testigo de riñas y de tantos imaginarios.

Goleta! qué cruel paradoja la de darme cuenta ahora de que sos el único que nunca me dejó pagando 

Goleta! no sufras, chiquito mío ya nadie te humillará con un lavame sucio o una foto alcahueta por dejarte en el lugar equivocado.

Goleta, acá termino porque si no lloraré como niña. Dejame despedirme con un perdón por darte tan poco y un gracias por haberme dado tanto.

 

Comentarios