Mostrando entradas con la etiqueta lee ranaldo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta lee ranaldo. Mostrar todas las entradas

Este año compartimos y recibimos muchas canciones en el blog ver Parte 1 y también en Facebook y Twitter y todo lo llamado redes sociales. Ahí se dio una cosa si se quiere un poco más anglo, fue algo natural. Lo anglo resiste a su manera y esta segunda parte trata de eso, de las cosas que se dan en las redes, se descubren y se revisan. Se dan. Lo mainstream ya no es tan o al menos eso nos quieren hacer creer. Y nos convencen porque de lo establecido surgieron gemas innegables. Jack White confirma que él es una banda toque con la cantidad de músicos que toque. Aparecieron los Shins, Fiona Apple y The XX, y ahí se suma Lisandro Aristimuño y Valentín y los Volcanes reclamando coronas sensibles. Bien no es lo mismo que igual. Adiós amigos, hasta el 2013.

Hay música para cada momento de la vida, es una obviedad. Pero en un mundo con puteadas que suenan mas fuertes que bocinas, laburos cada vez mas histéricos y demandantes y calles llenas que te hacen perder mucho mas que la paciencia, hay que estar cada vez más preparado con la musica que llevamos a mano. Hoy te sirven las mismas canciones que 10 años atrás? Una límpida canción pop se banca la espera interminable de una cola de banco? En realidad funciona al revés de la cosa y esas canciones nos salvan de volvernos locos? Voy a contarles una situación que vivi hace unas semanas y mientras tanto Lee Ranaldo prepara su banda para arrancar con la ciclotimica Fire Island (Phases).

El fin de semana ADC cumplió tres años de vida. No sabemos si es mucho o poco para ustedes.
Para nosotros es un montón. Un montón de tiempo, de sueños cumplidos y de otros que no tanto, de post escritos en todo tipo de situaciones, de ganas de comernos el mundo y también de hacer clic en el botón suprimir y chau, total, no sabemos quien nos sigue del otro lado. Y claro, hay muchas canciones que van sonorizando todo eso.

Este aniversario nos tomó un poco por sorpresa. El primer año lo festejamos con toda la pompa y un lindo compilado que no volvimos a repetir. El segundo fue con un post y un repaso de las melodías que mas nos habían gustado. Y para este no preparamos demasiado. Nos agarra más cansados pero a la vez disfrutando mucho el haber encontrado un cómodo sillón desde el cual podemos hablarles de la música que disfrutamos como melomanos (si buscan novedades y periodismo en serio hay millones de opciones mejores que la nuestra), mientras ponemos play en la compactera.